Restaura la elasticidad y frescura de tu piel.

La Ducha Terapéutica revitaliza, protege y rejuvenece la piel mediante el aporte continuo de vitamina C y colágeno al agua de la ducha. Durante la ducha, los poros de la piel se dilatan facilitando su absorción.

Con aceite esencial de lavanda francesa.

El cartucho aporta un suministro continuo de aceite esencial natural de lavanda. La lavanda nos ayuda a relajarnos, a controlar el estrés y a regular el metabolismo. Tras la ducha, el baño queda impregnado de su agradable aroma.

Ahorra hasta un 50% de agua.

Proporciona la misma presión que una ducha estándar, pero consumiendo hasta la mitad de agua. En los baños donde el agua llega con muy poca presión, nuestra ducha terapéutica te proporcionará agua con mayor presión.

La ducha para pieles atópicas que proporciona agua sin cloro, aliviando los problemas de piel y caída del cabello, provocados por el cloro del agua de la ducha.

Descargar Manual